Podemos hacer tu evaluación vía zoom

0

Tu carrito está vacío

abril 06, 2021

¿Cuáles son las consecuencias de tener ojo seco?

El ojo seco puede ser un padecimiento sencillo de atender cuando se detecta a tiempo, sin embargo, debido a los síntomas, mucha gente lo confunde con otro tipo de padecimientos y deja pasar demasiado tiempo antes de decidir acudir con un especialista de la salud visual a hacerse una evaluación y por ende, se complica el cuadro pero entonces, ¿cuáles son las consecuencias de tener ojo seco?.

 

Antes de adentrarnos en las consecuencias, es importante recordar que existen diversos motivos por los cuales surge la resequedad ocular, siendo una de las más comunes la disminución en la producción de lágrimas y esto a su vez es causado por el envejecimiento, algunas enfermedades o como efecto secundario de algunos medicamentos aunque también existen casos en que el líquido acuoso se produce en exceso pero no logra mantener la hidratación del ojo debido a que las lágrimas son de mala calidad.

 

Tampoco debemos perder de vista que entre los factores de riesgo que te hacen más propenso a padecer del síndrome de ojo seco se encuentra la edad; después de los 50 años las probabilidades aumentan sobre todo en las mujeres ya que al pasar por la menopausia, pasan por diversos cambios hormonales que pueden alterar el proceso de producción de lágrimas y finalmente, sin importar la edad, si utilizas lentes de contacto o cuentas con antecedentes de cirugía refractiva, también eres propenso a la sequedad del ojo.

 

Ahora sí, en cuanto a las consecuencias, el cuadro del ojo seco puede ocasionar infecciones ocularescon mayor facilidad ya que la lágrima al no ser suficiente o de la calidad necesaria deja parches desprotegidos en la superficie ocular corriendo el riesgo de una infección. También dificulta el desempeño de las actividades diarias ya que puede ocasionar visión borrosa o disminución de la visión y en los casos más severos en que no se dio un tratamiento oportuno, la superficie del ojo termina por dañarse y se puede padecer de inflamación ocular, abrasión de la superficie de la córnea, úlceras corneales o hasta la pérdida de la visión, de aquí la importancia de acudir a tiempo con tu especialista en ojos y hacerte chequeos de rutina aún si no has notado un cambio en tu visión porque muchos de los síntomas pueden pasar desapercibidos.


Suscríbete