Podemos hacer tu evaluación vía zoom

0

Tu carrito está vacío

enero 26, 2021

¿Qué es el ojo seco?

Hablar de salud es común y sobre todo en estos tiempos, sin embargo, muy pocas personas toman precaución y medidas respecto a la salud visual para prevenir problemas mayores, siendo que una gran parte de la población presenta al menos una vez algún tipo de afección visual; el que el día de hoy te encuentres leyendo esta nota, ya te pone del otro lado, así que quiero hablarte de una afección, cada vez más presente, de la que no todos se ocupan: el ojo seco.

 

Sabemos que las lágrimas naturales cumplen con una función muy alta al mantener a nuestros ojos saludables y sin molestias a lo largo de nuestras actividades cotidianas pero, cuando los ojos no producen la cantidad suficiente de lágrimas o no son de la mejor calidad, se presenta resequedad en los ojos que nosotros conocemos como el síndrome de ojo seco o simplemente ojo seco.

 

A esta condición la preceden distintos factores, uno de ellos puede ser la edad, ya se ha demostrado que a medida que envejecemos las probabilidades de padecer ojo seco aumentan, sobre todo en mujeres que están pasando o ya pasaron por la menopausia y al afectar la superficie ocular, puede producir molestias, problemas visuales y, en algunos casos, lesiones en la córnea y la conjuntiva, sin embargo, esta es una enfermedad multifactorial y compleja que va más allá del hecho de no tener lágrima.

 

Existen diferentes tipos de ojo seco como el acuodeficiente en el que se presenta una disminución en la producción de lágrima, el evaporativo que puede ser causado por una disfunción de las glándulas de Meibomio resultando en una evaporación rápida de la lágrima o el ojo seco inflamatorio en el que ya se presenta una inflamación clínica que está presente en la mayoría de los pacientes con ojo seco; existen más tipos dentro de esta clasificación y es por ello que se debe determinar de manera adecuada y oportuna nuestro tipo de afección así como el tratamiento personalizado correspondiente, ello se obtiene de un examen oftalmológico exhaustivo realizado por un especialista de la salud visual ya que de esta exploración dependerá la orientación adecuada.

 

No es necesario esperar a presentar resequedad en los ojoso alguna otra molestia para acudir con tu especialista en ojos, puedes llevar controles rutinarios con el oftalmólogo para detectar este tipo de condiciones a tiempo y disminuir los factores de riesgo.

 


Suscríbete