Podemos hacer tu evaluación vía zoom

0

Tu carrito está vacío

enero 11, 2021

Existen diversos factores biológicos y externos que generan las condiciones para que el síndrome del ojo seco pueda desarrollarse y para poder encontrar el tratamiento adecuado a nuestra situación, en importante identificar los síntomas con los que se suele manifestar la resequedad ocular.

 

Algunos de los síntomas frecuentes pueden ser: sensación de arenilla en el ojo, lagrimeo constante, visión borrosa que va y viene, sensibilidad a la luz, cansancio ocular para leer o al utilizar pantallas, intolerancia al lente de contacto y, en algunos casos, dolor ocular; es necesario estar pendiente de estos síntomas y llevarlos con un especialista de la salud visual para descartar que se trate de otra patología, por ejemplo, la gente que presenta lagrimeo suele descartar el problema de resequedad en los ojos, sin embargo, si es un lagrimeo constante nos puede estar hablando de una afectación tanto en la cantidad como en la calidad de la lágrima debido a una anormalidad de la película lagrimal.

 

El tratamiento principal en estos casos y para la sequedad ocular en general, son las lágrimas artificiales que protegen correctamente la superficie ocular cubriendo las deficiencias de nuestra lágrima natural y mantienen el ojo en mejores condiciones, sin embargo, debemos considerar que existen diferentes tipos de lágrimas artificiales, con diferentes densidades y composiciones, por lo que es indispensable acudir al oftalmólogopara conocer la más indicada en cada caso; el especialista debe realizar un diagnóstico que nos dé pauta para el tratamiento, ya que deben controlarse los factores agravantes e incluir medidas para hidratar y restaurar la superficie ocular e inhibir la inflamación.


Suscríbete